Monseñor José Américo Orzali (1863-1939)

 

El Padre José Américo Orzali fue el primer párroco de la Parroquia Santa Lucía, en el Barrio de Barracas, al sur de la Ciudad de Buenos Aires.


El 21 de enero de 1895, en la Parroquia Santa Lucía, doce jóvenes, recibieron el hábito y comenzaron a vivir su aventura en comunidad, bajo el amparo y protección de Ntra. Sra. del Rosario, a quien Orzali eligió, por la gran devoción que le tenía su mamá.

 

El tener a Ntra. Sra. del Rosario como Madre y Patrona confiere un sello distintivo a nuestra espiritualidad y a nuestro modo de evangelizar. 

NUESTRA PASTORAL



EL FUNDADOR

Dos momentos destacados, entre otros, son: la celebración de la Novena a la Virgen del Rosario, nuestra Patrona; y la Misión Congregacional que compartimos con chicos y grandes de otros colegios rosarinos.


Fiesta de la Virgen del Rosario 2021


NIVELES Y AUTORIDADES



INICIAL
Sala de tres, cuatro y cinco años. Jornada simple. Turno mañana.

PRIMARIO
1° a 7° grado. Jornada simple. Turno mañana.

Directora para ambos niveles:
Prof. Verónica Fernández.
dirprim-santamariaba@hnasrosarinas.org

NUEVA ESCUELA SECUNDARIA:
Bachiller en Economía y Administración (plan de más de 40 horas). Turno mañana con horario extendido.

Rectora (suplente)
Prof. Mónica Huerta
rectoria-santamariaba@.org

Apoderada Legal:
H. M. de las Gracias Bernardo.
santamariaba@hnasrosarinas.org

Enseñanza extraprogramática perteneciente al Proyecto Institucional: inglés, catequesis y computación en todos los cursos.

Posibilidad de talleres extraprogramáticos optativos por la tarde: Taller de estudio, fútbol, teatro, taekwondo, gimnasia artística, plástica.

LES CONTAMOS NUESTRA HISTORIA



NOS PRESENTAMOS

 

El Instituto Santa María del Rosario pertenece, junto con doce colegios más, a la Congregación de Hnas. de Ntra. Sra. del Rosario de Buenos Aires. 


Casa Madre de la Congregación, sus comienzos se enraízan en el mismo año, 1895. Nuestros ciento veintiséis años de presencia en Barracas nos encuentran con cimientos rosarinos, edificando una comunidad personal y cercana que trata de ser solidaria y misionera. Un Colegio donde la enseñanza-aprendizaje es sólida y la convivencia, un estilo.

Chicos y grandes que testimonian nuestra historia.